Rock 'n' Roll Madrid Maratón 2012

El pasado 22 de abril, tuvo lugar la Rock 'n' Roll Madrid Maratón 2012, o lo que es lo mismo, la Maratón de Madrid, que al entrar a formar parte del circuito de maratones “Rock ‘n’ Roll Marathon Series” ahora tiene ese nombre tan comercial.


Logotipo de la carrera

Era mi primera carrera popular desde la San Silvestre y la verdad es que ya tenía ganas de correr otra vez rodeado de miles de personas. La carrera importante de ese día, y la que da nombre a la prueba, es la Maratón, sin embargo, y de forma paralela, se celebra también una carrera de 10Km. Lógicamente, yo me inscribí en esta última porque 42km son demasiados para mí.

La salida

foto de la salida
La salida se hizo de forma conjunta para todos los participantes. Los de maratón llevaban camiseta azul y los de 10km llevábamos una verde, pero todos compartimos la misma línea de salida desde la plaza de Colón e incluso hicimos de forma conjunta los primeros kilómetros.

Al no haber tanta gente como en la San Silvestre (13.000 participantes aquí frente a los 33.000 de entonces), todo resulta un poco más fácil. La salida se hace más cómoda, no hubo problemas de masificación en la zona de partida, ni empujones para acceder a los “corrales” correspondientes, ni nada por el estilo. 
Todo muy fluido y con buen rollo. 

Al menos desde el corral 4, que era desde el que yo salía, porque en la primera fila de salida siempre suele haber algo más de tensión.


El recorrido

mapa del recorrido
El recorrido me gustó mucho: salida desde la plaza de Colón, subida por el Paseo de la Castellana hasta rodear el Bernabéu y, después de subir Concha Espina, otra vez hacia abajo hasta Colón, Alcalá y meta en el Retiro.

Como comentaba antes, los kilómetros iniciales hasta el Bernabéu eran comunes para los participantes de la maratón y los de 10Km. A partir de ese punto, se bifurcaba en dos, de forma que los “azules” continuaban hacia arriba en dirección a Plaza de Castilla y los “verdes” girábamos hacia abajo, en dirección al Retiro.

Justo en ese instante, cuando se separaban ambos grupos, se produjo uno de los detalles más intensos de la carrera, cuando los “verdes” empezamos a aplaudir y a dar ánimos a los “supermanes azules” (aún les quedaban 39 km por delante) y ellos nos devolvieron los aplausos y los ánimos a los “verdes”. 
Muy buen rollo. Estas son las cosas que solo se pueden vivir desde dentro.

El resultado

La carrera en general se me hizo bastante fácil. El recorrido era muy cómodo, el clima acompañaba y al haber menos gente, se podía avanzar con facilidad sin molestar a nadie ni tener que zigzaguear mucho para adelantar.  Al final, conseguí hacer una marca mucho mejor que en la San Silvestre (dentro de mis posibilidades). Mi tiempo fue de 51':53'' frente a 1h:00':16''.

Aunque daba por hecho que haría menos de 1h, realmente no tenía ningún objetivo concreto de tiempo, así que al ver el crono final me llevé una grata sorpresa (casi 9 minutos menos).

mis tiempos

Cosas a mejorar

En cuanto a la organización de la carrera, la impresión general es bastante buena. Sin embargo, hay algunos detalles que se deberían tener en cuenta para futuras ediciones. Apunto los 3 que considero más importantes.

  • La talla de las camisetas. En el momento de la inscripción no se podía escoger la talla de la camiseta, así que aquellos que fueron a recogerla el primer día pudieron probarse varias tallas y escoger la que quisieron, mientras que los que fuimos el último día, no tuvimos posibilidad de elección y nos dieron la única talla que quedaba. Esto se soluciona con algo tan sencillo como solicitar la talla en el momento de la inscripción, igual que hacen en otras pruebas.
  • La Pasta Party. Es una comida (a base de pasta) que se hace el día antes de la carrera y que en principio era gratis para todos los corredores y un acompañante. Sin embargo, una vez allí, resultó que solo era gratuita para los corredores de la maratón. Los de 10Km debíamos abonar 5€ si queríamos entrar. Esto debería informarse mejor para evitar desplazamientos y cabreos innecesarios.
  • El avituallamiento al final de la carrera. Al final de la carrera de 10Km, sólo había avituallamiento líquido y lo cierto es que se agradece que haya algo “sólido” para reponer fuerzas. Ya se que en esa carrera sólo estamos corriendo durante 1h y no 3 o 4h como los de Maratón, pero seguro que hay más de un patrocinador dispuesto a ofrecer sus barritas, galletas o lo que sea, igual que lo hay en otras carreras.

Habrá que repetir el año que viene.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada